startup-blog-1140x600.jpg

START-UP

En A&C Abogados centramos nuestra práctica en Start-Up. La atención personalizada de nuestros Abogados con experiencia en la materia, te permitirá acceder a un servicio diligente, traducido en una gestión cualificada en el trámite que necesites.

 

Consulta a un Abogado en Start-Up, aquí.

A continuación podrás encontrar las preguntas frecuentes que realizan nuestros clientes;

 

¿En que consiste el Start-Up?

Apoyamos a emprendedores en la estructuración jurídica de sus ideas, de manera que minimicen riesgos y logren la sostenibilidad legal de su actividad. Hacemos que el asesoramiento jurídico necesario para su Start-Up no sea un problema sino una solución rápida y simple. El objetivo es que puedas tener una primera instancia para evacuar consultas propias de todo emprendimiento, principalmente en lo que refiere al área legal y de consultoría empresarial.

 

Una vez decidido realizar el emprendimiento, brindamos asesoramiento en lo referente a:

 

Term Sheet

  • Es el primer documento que une al inversor con el emprendedor.

Pacto entre socios y Posibles tipos de empresas para formalizar su emprendimiento

  • Se establecen las bases de la sociedad

  • Se busca el tipo social más adecuado (SpA, S.A, SRL, EIRL)

  • Se busca la financiación del emprendimiento

 

Cláusulas generales

  • Se establecen los Participantes en el pacto

  • Se fijan el objeto y los objetivos.

  • Fechas de vigencia, fases y condiciones especiales de resolución.

Cláusulas económicas

  • Valoración de la empresa

  • Valoración de los activos aportados por los emprendedores a la sociedad

  • Préstamo participativo

  • Remuneración de Socios

  • Dividendos

  • Cláusula antidilución

  • Pacto de recompra

  • Cláusulas Drag Along y Tag Along

  • El derecho de First Refusal

  • Vesting

 

Cláusulas políticas

  • Directorio, Administradores, toma de decisiones

  • Veto

  • Derecho de información

  • Cláusula anti-bloqueo

  • No competencia, exclusividad, acuerdo de confidencialidad (NDA).

¿Cuáles son las fases del Start-Up?

En función del mercado y de la propia Start Up, las fases por las que pueden pasar son las siguientes:

 

  1. Seed (semilla): desarrollo de la idea.

  2. Early stage (etapa inicial): primera relación con el mercado y existencia de métricas.

  3. Growth (crecimiento): fase de crecimiento y escalabilidad sostenible.

  4. Expansión a nuevos mercados.

  5. Exit (salida): venta de la Start Up o salida a bolsa.

¿Se puede inscribir la marca del Start Up?

Sí, ante el Instituto Nacional de Propiedad Industrial - INAPI Chile.

¿Existen fondos para financiar mi Start-Up?

Actualmente existen en Chile varios programas o fondos para emprendedores a los que puedes postular;

  • Capital Semilla.

  • Brain Chile.

  • Programa Yo Emprendo.

  • Capital Abeja.

  • The S Factory.

  • Semilla Corfo.

  • Youth Action Net.

Asimismo, como formas de financiación, encontramos, entre otras, el crowdfunding, en sus diversas formas tales como el crowdfunding inmobiliario o el crowdleding. El infrenable avance de las nuevas tecnologías ha hecho que desde hace unos años se creen nuevos conceptos que se alejan del uso de los tradicionales modos de financiación –la banca-.

 

El crowdfunding es uno de estos nuevos conceptos, y funciona de la siguiente forma: por un lado tenemos la figura del promotor o inventor de un proyecto que busca financiación para su proyecto; y en el otro lado de la moneda tenemos al inversor, que en este caso está formado por miles de pequeños inversores que buscan obtener una rentabilidad en el proyecto elegido. En otras palabras, miles de diferentes inversores que apuestan por una idea o modelo de negocio mediante una pequeña aportación.

¿Qué tipo de estructura legal se ajusta a mi idea de negocio?

 

En Chile hay diferentes tipos de sociedades comerciales y cada cual se ajusta a los modelos de negocios que se puedan desarrollar, teniendo en cuenta que se debe cumplir con los objetivos corporativos y diversos alcances en los ámbitos legales, comerciales y tributarios. 

El tipo de sociedad que constituyas va a depender del objetivo del negocio o empresa, y el tipo de relación que exista entre los socios. Por ejemplo: si son socios de exclusiva confianza, puede convenir celebrar una Sociedad Limitada, o sí requiere trabajar solamente una persona, convendría celebrar una Empresa individual de responsabilidad limitada o una SpA.

Los modelos societarios más utilizados por emprendedores son:

1.Sociedad por Acciones (SpA)

Está especialmente dirigida a quienes inician una empresa en solitario pero pretenden ir incorporando socios en el transcurso del tiempo. Esto hace que la SpA tenga características claras:

1. No requiere un directorio para su conformación
2. Puede tener múltiples objetivos (giros)
3. Puede estar conformada por uno o más accionistas

4. Su capital se divide en acciones
5. Es flexible en su administración

6. Sí un socio requiere salir y vender sus acciones, no requiere el consentimiento de los demás socios
 

( más info acá)

Sociedad de Responsabilidad Limitada

Es una sociedad comercial que se caracteriza porque los socios responden limitadamente por el monto de capital que aportan. Puede tener entre 2 y 50 socios, y en el caso de superar este máximo, pasa a convertirse en una sociedad colectiva con responsabilidad ilimitada.
Teóricamente y a diferencia de la sociedad por acciones, este tipo de sociedad es administrada por todos los socios de común acuerdo, lo que implica que todas las decisiones deben ser tomadas por unanimidad. Por lo que sí un socio quiere salir y vender su parte, requiere el consentimiento de los demás socios.
Sin embargo, lo normal es que los socios designen a una persona para que administre la sociedad, que puede ser uno de los socios o un tercero, que será quien tome las decisiones. ( más info acá)

 
Empresa individual de responsabilidad limitada (EIRL)

Antes obligatoriamente para constituir una sociedad se requerían como mínimo dos personas, porque la sociedad es un contrato y en todo contrato deben haber dos partes. Sin embargo, actualmente existen las EIRL que permiten a una persona iniciar un negocio de manera individual, pero a través de una entidad o persona legal distinta.
La EIRL es una persona jurídica con rut y patrimonio propio, donde la responsabilidad es limitada, lo que permite al dueño resguardar su patrimonio personal y sólo responder hasta el capital aportado a la empresa. ( más info acá)

¿Cómo se pueden evitar conflictos entres los socios?

Todo problema tiene solución. Lo normal es que los socios tengan conversadas las cuestiones relativas a su negocio a fin de ser estipulados en los estatutos y pactos sociales, todo lo necesario para hacer las cosas más claras para los copartícipes, agregando seguridad, mayor transparencia y una mejor orientación del negocio; previniendo los conflictos entre socios y entre estos y la empresa, para que en caso de haber un incidente se le de una adecuada, efectiva y pronta solución. Estos acuerdos entre socios se pueden celebrar sin importar que la sociedad esté constituida o bien se encuentre ya en funcionamiento, conforme a que siempre podrá ser sujeta de nuevas y mejores regulaciones según se presenten nuevas necesidades, antes o durante la marcha. Por ejemplo en las SpA los accionistas celebran pactos para regular sus relaciones. Estos son acuerdos privados entre todos o algunos de los accionistas de una sociedad, que establecen acuerdos respecto de la administración, de la cesión de acciones u otras materias, siendo obligatorios para todos.

Contacto

 

 

¡Bien! Mensaje recibido