Negligencia Médica

En A&C te orientamos y representamos en casos de negligencia médica. La atención personalizada de nuestros abogados te permitirá acceder a un servicio traducido en una gestión cualificada en el trámite que necesitas.

 

Cotiza consultoría aquí.

A continuación podrás encontrar las preguntas frecuentes que realizan nuestros clientes;

¿Qué es una Negligencia Médica?

Una Negligencia Médica se produce cuando un profesional del área medica, actúa alejándose de los modelos o protocolos exigibles (por acción u omisión) causando lamentablemente, en la gran mayoría de situaciones, un daño físico, moral e incluso económico al paciente o a los familiares de este en caso de fallecimiento.

 

¿Cuáles son las Negligencias Médicas más

comunes?

Los errores médicos más habituales, y desgraciadamente cada día más numerosos, de los que se derivan negligencias médicas son:

  • Retraso en el diagnóstico correcto de una patología o lesión.

  • Error en el diagnóstico o en su interpretación.

  • Intervenciones quirúrgicas con resultado lesivo para el paciente y que el mismo no debía soportar.

  • Prescripción inadecuada de medicamentos o tratamientos.

  • No seguimiento de los protocolos marcados.

  • Transmisión por transfusión sanguínea de enfermedades como la Hepatitis o el SIDA.

  • No obtención del resultado prometido en cirugía estética, tales como liposucciones, procesos de adelgazamiento, colocación de prótesis, etc.

  • Intervenciones mal realizadas.

  • Infecciones nosocomiales (intrahospitalarias).

  • Daños producidos por el propio material quirúrgico durante a intervención o maniobra médica o bien por su olvido en el interior del paciente.

  • Fallecimiento del paciente por no prestarse la asistencia sanitaria de urgencia debida.

  • Falta de consentimiento informado, y por consiguiente de la información previa del acto a realizar con sus posibles alternativas y consecuencias, no asumiendo los riesgos típicos del mismo por el paciente.

  • No supervisar debidamente al paciente en el post-operatorio, originando complicaciones en el proceso evolutivo del paciente.

 

¿Qué debo hacer si creo haber sufrido una Negligencia Médica?

 

Si has sufrido una Negligencia Médica, te debes asesorar por los profesionales atinentes. Esta orientación se concreta en un primer estudio de los antecedentes de hecho, la documentación médica y la viabilidad jurídica de tu caso en concreto. Cabe tener muy presente que cualquier documentación médica puede tener suma importancia para el estudio y la acreditación en una reclamación posterior, por esta razón se ha de solicitar copia de todo documento, aunque a tu entender sea uno sin importancia. Cuando nos encontremos ante lesiones físicas externas originadas por una negligencia médica es aconsejable hacer un seguimiento fotográfico de la evolución de dicha lesión. 

 

¿Qué procedimientos se pueden seguir para reclamar por los daños sufridos a causa de una Negligencia Médica? ¿Y de qué plazo dispongo para reclamar?

 

Hay que tener en cuenta a la hora de plantear un procedimiento por Negligencia Médica, el ámbito en el que esta ha sucedido. En este punto nos encontramos con dos grandes grupos, en primer lugar se encuentran los errores médicos cometidos en centros médicos públicos o por sus profesionales, y por otro, encontramos las negligencias originadas en centros médicos privados o por profesionales médicos privados.

*Si la Negligencia Médica se comete en la SALUD PÚBLICA (Hospitales públicos, centros de salud, ambulatorios, consultorios comunales, centros de Fonasa): El procedimiento a seguir, en estos casos, es una demanda por falta de servicio ante la justicia civil. Así, cabe tener presente lo siguiente:

– En primer lugar se se debe recurrir al Consejo de Defensa del Estado para comenzar el proceso de mediación.

– Se trata de un procedimiento de reclamación ante la administración responsable de la negligencia por mal funcionamiento o por mal actuar de alguno de sus profesionales.

– El plazo máximo para iniciar este procedimiento es de 4 años desde la ocurrencia del error médico, desde el fallecimiento del paciente o en el caso de que, a causa de esta negligencia médica genere o agrave una lesión/daño/enfermedad. 

 

* Si la Negligencia Médica se comete en la SALUD PRIVADA (Clínicas y centros médicos privados, médicos privados, odontólogos, centros de cirugía estética, cirujanos plásticos, etc.): El procedimiento a seguir sería una DEMANDA por RESPONSABILIDAD CIVIL contra los causantes del daño, ante la jurisdicción CIVIL. Así cabe tener presente lo siguiente:

-En primer lugar se se debe recurrir a la Superintendencia de Salud para comenzar el proceso de mediación.

-El proceso de mediación dura 60 días, prorrogable por otros 60 días, es un proceso sin forma de juicio donde se evalúan los antecedentes y se trata de lograr un acuerdo indemnizatorio. Si fracasa la gestión de mediación se comenzarán con la gestiones destinadas a interponer la demanda civil, puesto que, la ley exige que para poder interponer una demanda por negligencia médica se lleve a efecto previamente una mediación. Si no se acompaña a la demanda el acta de fracaso de mediación, el juez civil no admitirá a tramitación la demanda.

-En cuanto al plazo civil de prescripción en estos casos, lo habitual es un plazo de 5 años (en el caso de Responsabilidad Contractual), aunque en ocasiones podría ser de 4 años (Responsabilidad Extracontractual). Este plazo empezaría a contar, igual que en el caso anterior, desde la ocurrencia de la negligencia médica, o desde el fallecimiento del paciente.

-Sí la negligencia médica tiene una arista criminal, se podrá interponer una querella directamente en los Juzgados de Garantía, sin necesidad de haber participado previamente de la mediación.

¿Qué es la Mediación?

 

De acuerdo a la Ley 19.966, la mediación es un procedimiento no confrontacional entre usuarios(as) y establecimientos públicos de salud para buscar acuerdos, mutuamente convenientes, que permitan reparar el daño ocasionado con motivo de una atención en salud. No se podrá recurrir a Tribunales de justicia sin antes haber pasado por mediación ante el Consejo de Defensa del Estado o ante mediadores registrados en la Superintendencia de Salud, en caso de que el daño haya ocurrido en prestadores privados.

¿Cuánto dura el proceso de Mediación?

 

El plazo del proceso de mediación es de 60 días, a contar de la fecha en que se envía la citación a la primera audiencia. Las partes de común acuerdo podrán prorrogar ese plazo hasta 120 días, como máximo.

¿Puedo reclamar al recinto donde ocurrió la supuesta Negligencia?

 

Sí, conforme la Ley de Derechos y Deberes de los pacientes en su atención de salud, toda persona tiene derecho a reclamar ante el prestador institucional, el que deberá contar con personal especialmente habilitado para este efecto y con un sistema de registro y respuesta escrita de los reclamos planteados. Si la persona no recibe respuesta en el plazo de 15 días hábiles, si la respuesta no le satisface o no soluciona la irregularidad por la cual reclamó previamente en el Prestador Institucional, podrá recurrir ante la Superintendencia de Salud o requerir un procedimiento de mediación, en los términos de la Ley N°19.966. Corresponderá a los prestadores públicos y privados dar cumplimiento a los derechos que la Ley 20.584 consagra a todas las personas.

 

En el caso de los prestadores institucionales públicos, deberán, además, adoptar las medidas que sean necesarias para hacer efectiva la responsabilidad administrativa de los funcionarios, mediante los procedimientos administrativos o procesos de calificación correspondientes. La Superintendencia de Salud, a través de su Intendencia de Prestadores de Salud, controlará el cumplimiento de esta ley por los prestadores de salud públicos y privados, recomendando la adopción de medidas necesarias para corregir las irregularidades que se detecten. En el caso de que ellas no sean corregidas dentro de los plazos fijados para este efecto por la Intendenta de Prestadores de Salud, ésta ordenará dejar constancia de ello al prestador en un lugar visible, para conocimiento público, dentro del establecimiento de que se trate. Si transcurrido el plazo que fijare la Intendenta de Prestadores de Salud para la solución de las irregularidades, el que no excederá de 2 (dos) meses, el prestador no cumpliere la orden, se iniciará otro procedimiento, esta vez sancionatorio, para aplicar las sanciones que la ley señala, las que podrían ser: multas hasta 1000 UF para prestadores privados y la solicitud de sumarios funcionarios si se trata de prestadores públicos, lo que dependerá de cada caso particular. En contra de las sanciones aplicadas el prestador podrá interponer los recursos de reposición y jerárquico, en los términos del Párrafo 2º del Capítulo IV de la ley Nº 19.880.

¿Cuáles son los derechos de las personas respecto a la Ficha Clínica?

 

La información que surja de la ficha clínica, de los estudios y demás documentos donde se registren procedimientos y tratamientos a los que fueron sometidas las personas, es considerada como dato sensible y por tanto tiene la calidad de reservada. Quienes no estén relacionados directamente con la atención no tendrán acceso a la información, salvo las excepciones legales.

Sin perjuicio de lo anterior, podrán tener acceso al contenido de la ficha clínica o parte de ella los siguientes:

  • El paciente o su representante legal;

  • Otras personas u órganos habilitados por la Ley, o por el titular mediante poder simple otorgado (suscrito) ante Notario;

  • Los tribunales, siempre que la información contenida se relacione con las causas que conoce;

  • Los fiscales del Ministerio Público y abogados, previa autorización del juez cuando la información se relaciones con las causas que llevan.

  • Superintendencia de Salud, Fondo Nacional de Salud (FONASA), Instituciones de Salud Previsional (Isapres), de acuerdo a la interpretación de las normas sobre acceso a información clínica de beneficiarios por parte del Fonasa y las Isapres, según Oficio Ord. IF N°7754 del 12/10/2012, de la Superintendencia de Salud.

 

¿Las Clínicas siempre buscan eximirse de responsabilidad?

 

Para eximirse de responsabilidad clínica invocan que los médicos no son dependientes ni contratados. Generalmente indican en los contratos de servicios hospitalarios que los médicos no forman parte de sus profesionales contratados y que sólo ocupan las dependencias para tratamiento de sus pacientes particulares. Sin embargo, existen numerosos fallos de nuestros Tribunales donde queda establecido que en estos casos si existe responsabilidad del establecimiento de salud. 

¿Qué daños se deben indemnizar?

 

En lo referente a los conceptos por los que se puede reclamar ante una Negligencia Médica, nos encontramos nuevamente con dos grupos:

 

1) DAÑOS PERSONALES:

- Lesiones Permanentes: En este concepto se englobaría la valoración de todas las lesiones estabilizadas (secuelas), que han sido originadas por el error médico cometido.

- Incapacidad Temporal: Se concretaría en el tiempo en el que el paciente ha tardado en sanar o estabilizar las lesiones provocadas por la negligencia médica sufrida.

- Daño Moral: El daño moral consiste en el dolor, la angustia, la aflicción física o espiritual, y en general, los padecimientos infligidos a la víctima por el hecho dañoso. Este perjuicio, en muchas ocasiones, no sólo lo padece el propio paciente que ha sufrido la negligencia médica en su misma persona, sino también sus familiares más directos (padres, hermanos, hijos…) debiendo considerarse a estos también como víctimas de la negligencia cometida por el profesional sanitario.

 

2) DAÑOS MATERIALES:

– Daño Emergente: Este concepto recoge todos los gastos soportados por la víctima a causa de la negligencia médica padecida. Gastos tanto presentes como futuros (futuras intervenciones, rehabilitación, transportes, gastos médicos,etc)

- Lucro Cesante: se traduce en la pérdida de la situación y capacidad económica del individuo perjudicado. El perjuicio económico causado por no poder trabajar y percibir el sueldo o las rentas que hasta el momento se percibían, etc.

 

La importante figura del perito médico

 

Otro punto importante a tener en cuenta en este ámbito, es la figura del perito médico. En los casos en los que se intentan conseguir el reconocimiento de una responsabilidad por parte del profesional sanitario, es estrictamente necesario contar con un perito experto en la materia, quien tras estudiar en un primer momento toda la documentación médica nos informará sobre la existencia del error médico y de las posibilidades y garantía de éxito ante una reclamación. Posteriormente emitirá un informe pericial en el que concretará cuales han sido los errores médicos cometidos, fundamentándolos y estableciendo el nexo entre esa negligencia médica y el daño infligido a la víctima. Estos informes son de suma importancia en este tipo de procedimientos ya que son ellos quienes dan una fundamentación estrictamente técnica del caso determinado.

 

¿Por qué debo de consultar los servicios jurídicos de A&C Abogados?

 

1-Te ofreceremos un trato cercano, teniendo un conocimiento pleno y cualificado tanto de la normativa como de la jurisprudencia actual relativa a estos asuntos.

2-Previamente al inicio de cualquier acción, se realizará un estudio de la documentación médica para determinar la viabilidad jurídica de tu caso en concreto.

4

Contacto

¡Bien! Mensaje recibido

licencia médica, demanda contra clínica, demanda contra hospital, demanda contra centro médico, demanda contra dentista, demanda contra cirujano plástico, demanda por muerte de familiar, servicio médico legal, querella criminal, abogados honestos, abogados transparentes, consejo de defensa del estado, mediación, abogados de salud, licencia médica, compin, suceso, daño moral, daños patrimoniales, gastos hospital, gastos clínica, santiago, valparaíso, rancagua, los andes, san felipe, las condes, providencia, lo barnechea, clinica las condes, clinica indisa, clinica santa maria, clinica davila, hospital militar, hospital de carabineros, consultorio, universidad católica, demanda contra doctor