comercio-electronico.jpg

COMERCIO ELECTRÓNICO

En A&C centramos nuestra práctica en Comercio Electrónico. Nuestra atención personalizada te permitirá acceder a un servicio profesional en el trámite que necesitas.

Contactanos aquí.

A continuación podrás encontrar las preguntas frecuentes que realizan nuestros clientes;

¿Qué es el comercio elecrónico?

En las últimas décadas ha proliferado el uso de los medios electrónicos para celebrar diferentes actos jurídicos, entre ellos los contratos comerciales en internet y en plataformas tecnológicas. Cabe considerar que la comunicación en línea está alcanzando proporciones excesivas que se manifiesta en el ámbito jurídico, y de manera muy concreta en lo que respecta a contratación electrónica, aunado a lo anterior, se han realizado diversas reformas legales para regular la materia. Así las cosas, en lo referido a la Ley de protección de derechos del consumidor, se han introducido una serie de normas referidas a la contratación electrónica.

Consecuencialmente, es importante para una empresa que se dedique a vender sus productos o a ofrecer sus servicios de forma digital, conociendo el procedimiento de compra o contratación de servicios por vía electrónica, no sólo por internet entrando en una web, sino, a través de correos electrónicos, de Whatsapp, e incluso por medio de plataformas digitales o aplicaciones móviles.

En la experiencia que hemos adquirido asesorando empresas tecnológicas que ofrecen servicios a través de internet o de aplicaciones móviles, es que la forma de contratar por internet no es tal como es la manera tradicional de suscripción de convenios escritos, los problemas que surgen no son los mismos, y que por tanto, las soluciones a dichos problemas son también nuevas. En efecto, nuestra intención no es más que contribuir a un comercio electrónico respetuoso, limpio y efectivo con la legislación civil y la ley de protección de los derechos del consumidor, de tal manera que las empresas cumplan todas las normas, como los consumidores conozcan todos sus derechos y contraten por vía electrónica con confianza y tranquilidad.

¿Cuáles son las normas jurídicas más importantes en lo que refiere a contratación electrónica?

Todo contrato debe tener los requisitos mínimos que exige el Código Civil, pero a su vez, los contratos celebrados por vía electrónica, deben cumplir con otras obligaciones legales, impuestas especialmente por la Ley N°19.496 sobre Protección de los Derechos de los Consumidores, al tratarse de contratos habitualmente predispuestos en las páginas webs, en las que la parte que contrata sólo puede contratar o no contratar, contrato de adhesión (es decir, no va a poder negociar las condiciones) y Ley N°19.799 sobre Documentos Electrónicos y Firma Electrónica: principio de equivalencia del soporte electrónico y del soporte papel. Todo aquello contenido en formato electrónico tiene la misma validez que un documento en papel. Asimismo, debemos tener en cuenta la normativa sobre protección de datos de la Ley N° 21.096.

¿Cuáles son las obligaciones más importantes de la empresa?

La empresa, que ofrece sus servicios, sea a través de su propio sitio web, o de una plataforma de venta de productos o una red social, deberá incluir la siguiente información que conste a disposición plena de los consumidores y usuarios:

  • Nombre o razón social. 

  • Rol Único Tributario

  • Domicilio social, establecimiento o residencia.

  • Datos de contacto efectivos.

  • Los demás datos que corresponda en vistas a la especialidad del servicio que ofrece.

 

Además, el prestador del servicios tiene la obligación de informar en su página web o  directamente al destinatario de forma previa a la contratación y permanente, fácil, gratuita, clara, comprensible e inequívoca sobre:

  • Los distintos trámites que deben seguirse para celebrar el contrato.

  • Si el prestador va a archivar el documento electrónico en que se formalice el contrato y si éste va a ser accesible.

  • Los medios técnicos que pone a su disposición para identificar y corregir errores en la introducción de los datos, 

  • La lengua o lenguas en que podrá formalizarse el contrato y,

  • Las condiciones generales de contratación a las que se sujete el contrato, de forma que éstas puedan ser almacenadas y reproducidas por el destinatario.

 

En el caso de que ninguno de los contratantes fuese un consumidor, podría suprimirse la necesidad de remisión de esta información mediante acuerdo, a excepción de las condiciones generales de contratación.

En cuanta a las obligaciones posteriores a la celebración del contrato:

  • El oferente está obligado a confirmar la recepción de la aceptación al que la hizo.

  • Las demás obligaciones nacidas del contrato celebrado.

¿Qué son los términos y condiciones en la contratación electrónica para sitios web y/ o aplicaciones móviles?

La inclusión detallada en la página web de las reglas que van a regir la relación contractual permiten al usuario conocer cuáles son las responsabilidades que el titular de la web asume respecto del servicio que presta, así como poner en conocimiento del usuario cuáles son sus derechos y obligaciones por acceder a los contenidos y utilizar los servicios que ofrece la web. La normativa legal exige que el usuario tenga conocimiento de las condiciones de contratación de un producto o servicio, por lo que una redacción incompleta o inadecuada puede dar lugar a la imposición de una sanción por parte de un ente público. Su importancia también radica en  la confianza que genera en los clientes, ya que mientras más conocimiento tenga el usuario de las condiciones del producto o servicio que se ofrecen mayor será su confianza para realizar la adquisición a través de dicha página web. Por ello, resulta recomendable que se establezcan las condiciones de forma clara, es decir, evitando una redacción ambigua u oscura, ya que el usuario debe conocer y entender las reglas a las que se somete. El contenido de dichas condiciones debe incluir de forma detallada y clara cuestiones como la limitación de responsabilidad, plazos de entrega del producto o garantías, con la finalidad de evitar futuros problemas como podrían ser reclamaciones o pleitos por malos entendidos al no especificarse de la forma más correcta dichas condiciones.

¿Cuáles son las cuestionas más importantes que deben incluirse en los términos y condiciones? 

– Datos de identificación: Se debe incluir los datos de identificación del profesional o la empresa titular de la página web o tienda online para que los usuarios tengan conocimiento de la persona con la que contratan y el responsable de la web.

– Derechos de propiedad intelectual e industrial: Se debe señalar quién es el titular de los elementos que componen la página web,  así como el tipo de licencias de uso que se otorgan a los usuarios sobre dichos elementos. Por ejemplo, si la página tiene un blog es importante establecer la licencia que se otorga a los usuarios sobre los artículos que se publican en la web, o sobre los otros elementos que la componen como las fotos, vídeos, logos, etc.

– Pasos a seguir para contratar: Debe informarse al usuario de los pasos que debe seguir para poder adquirir los productos o servicios que se ofrecen, incluyendo los derechos que se le reconocen y las obligaciones que debe asumir.

– Producto o servicio objeto de contratación: Debe establecerse de forma clara y precisa cuál es el producto o servicio que puede contratar el usuario a través de la web, además debe incluirse una descripción detallada de las características del producto o servicio a contratar.

– Precios, duración y formas de pago: Debe señalarse si los precios incluyen los correspondientes impuestos, o si la compra está sometida a cargos adicionales como por ejemplo los gastos de envío. Si son contratos que se prolongan en el tiempo señalar el plazo de duración, así como especificar las formas de pago que tiene el usuario y las condiciones a las que se somete el pago de determinado producto o servicio, por ejemplo si es un pago único o mensual, y cuáles son las consecuencias del retraso e impago.

– Reglas de conducta: En el caso que sea necesario registrarse como usuario para disfrutar de los servicios que se ofrecen en la web deben establecerse las condiciones específicas de uso, los derechos que se le conceden a los usuarios registrados, así como las responsabilidades que asumirán si su conducta no es acorde con las reglas de comportamiento establecidas, por ejemplo si el registro es para un foro, especificar las responsabilidades que asumirá el usuario por los comentarios que realice.

– Responsabilidades: Es relevante que en la página web se establezca de forma precisa las responsabilidades que se asumen, así como las limitaciones de responsabilidad por posibles incidencias que existan en la web.

– Garantías: Es importante dar a conocer al usuario las garantías que tienen por la adquisición de un producto o servicio.

Debe tenerse en cuenta que en el caso de venta de productos tendrán que incluirse cláusulas que regulen cuestiones relacionadas a la responsabilidad por pérdida del producto, reembolsos de dinero y devoluciones.

– Legislación aplicable y sistema de solución de conflictos: Resulta importante dar a conocer al usuario las normas que serán de aplicación a la relación contractual que se crea, así como establecer el sistema extrajudicial de solución de conflictos o los tribunales competentes para resolver las controversias que surjan.

– Otros: En caso de que se realicen ofertas y promociones deben incluirse las condiciones específicas que regirán para esa oferta o promoción. Si se ofrece al usuario un servicio de atención al cliente después de realizada la adquisición del producto o servicio se deben incluir también las condiciones que regulen ese servicio post-venta.

¿Qué es un Disclaimer?

Los Disclaimers son todos aquellos textos de aviso que pueden evitar a las empresas y establecimientos, responsabilidades jurídicas y/o demandas por daños y perjuicios relacionados con su actividad empresarial. Para un abogado, un "Disclaimer" suele ser una exención de responsabilidad de algún tipo. Una responsabilidad, en este contexto es una obligación legal real o potencial, resultado de una infracción de los derechos legales de esa empresa. Así las cosas, todos los propietarios de empresas desean evitar posibles problemas legales de esta índole y para ello, es importante tener la redacción clara y exacta del texto con los términos y condiciones ajustados en el Disclaimer y revisado por los profesionales especializados en el tema.

Contacto

¡Bien! Mensaje recibido